Teléfonocómo llegar
blog

Cómo elegir entre luz blanca y cálida

Cómo elegir entre luz blanca y cálida

Una de las dudas más recurrentes en las tiendas de lámparas en Parla es sobre la elección entre luz cálida, también conocida como luz amarilla, y la luz blanca o neutra. Hay quienes prefieren este último tipo y quienes, sin embargo, prefieren la cálida, la más tradicional por así decirlo y sostienen que la blanca les da hasta dolor de cabeza.

Para poner un poco de conocimiento en este debate más allá de gustos personales, en Luzalba queremos abordar las diferencias entre ambos tipos de luces y, sobre todo, las aplicaciones más indicadas para cada una de ellas, partiendo de la base de que ninguna es mejor en términos generales que la otra, sino más conveniente en función del uso y de la actividad que vayan a iluminar.

Así las cosas, en las tiendas de lámparas en Parla recomendamos la luz amarilla cuando lo que se busca es producir atmósferas acogedoras, íntimas y relajantes. Si estamos buscando una lámpara para el salón o el dormitorio, esta será la más indicada, dado que se trata de estancias en las que se persigue el mayor confort, la intimidad y la relajación que se consigue con este tipo de luz. Sin embargo, si nos ponemos a hacer alguna tarea de precisión con este tipo de luz, muy probablemente tengamos fatiga visual.

Por su parte, la luz neutra o fría se caracteriza por ayudar a distinguir contrastes, incentivar la concentración y mejorar las condiciones de visibilidad, motivos por los cuales son habituales en espacios públicos y donde se realizan labores concretas como pueden ser oficinas, cocinas, talleres, etc.





haz clic para copiar mailmail copiado